Villa Traful

Villa Traful es una pequeña aldea de montaña nacida en pleno territorio del Parque Nacional Nahuel Huapi, a orillas del Lago Traful en la provincia de Neuquén.


Villa Traful es uno de los destinos turísticos en pleno desarrollo que componen la Patagonia de los LagosSu nombre proviene del mapuche, del Travül, que significa junta o unión, haciendo referencia a la junta de los ríos Traful y Limay en la Confluencia Traful. 

 

Con poco más de 300 habitantes, este pequeño poblado ha sido construido en un espacio de pura belleza, con la idea de poder vivir en armonía con el paisaje y libre de todo tipo de contaminación. Es por ello que, con un entorno natural único, se convierte en un lugar ideal para el descanso y las actividades al aire libre.

Toda su población está dispuesta en la ladera de la montaña con un desarrollo escalonado y vista al lago Traful. Una espléndida vegetación la protege de los vientos de la cordillera y da marco a hermosas cabañas y casas particulares. Su arquitectura es la típica de la región, caracterizada por construcciones de piedra, madera, techos de angulosas caídas y amplios jardines, siempre en armonía con el entorno y organizada a la vera de las escasas calles que atraviesan el casco urbano.

 

Entre las actividades turísticas, existe una variedad interesantísima de opciones. Expediciones como por ejemplo a la Cascada Ñivico, un salto de agua escondido entre arbóles auténticamente patagónicos, o bien emprender una cabalgata de bosques espesos, hasta llegar por senderos al Arroyo Blanco y a la Cascada Coa Có que nos permiten conocer rincones imperdibles y nos lleva en pocos minutos hasta el corazón mismo de una imponente caída de agua. Navegar a través de las cristalinas aguas del lago Traful hasta llegar al Bosque Sumergido, unos 60 cipreses que vivieron en la ladera del cerro Bayo y que, por un movimiento de tierra durante los años sesenta, se desprendieron en forma masiva hacia el fondo del lago aferrados al bloque de piedra en el cual estaban insertos. 

En verano, es frecuente ver las playas del centro de Villa Traful vestirse de colores y de adrenalina con la práctica del windsurf, de todas las edades y categorías. Al ser generosas los espacios ocupado por las playas, el camping es una gran excusa para desplegar velas e imaginación cada día, según lo permita lel clima.

Una de las salidas imprescindibles es ir a conocer el Parque Nacional Nahuel Huapi, 705.000 hectáreas que forman parte del entorno natural del sudoeste de la provincia de Neuquén y del noroeste de la provincia de Río Negro. Un paisaje formado por lagos escondidos entre los bosques con escenas insuperablemente bellas. Un inobjetable primer lugar ocupa el lago Nahuel Huapi, con 560 kilómetros cuadrados y 454 metros de profundidad, el doble de extensión que la ciudad de Buenos Aires.

Una caminata al Mirador del Viento o Traful es una aventura increíble. Un acantilado rocosp de extraña formación rocosa que se puede distinguir desde lejos; una pared de casi 100 metros de altura donde el viento dominante del oeste choca y produce un efecto único. Si la excusión es sinónimo de trekking y senderimos, hay muchos lugares que se pueden disfrutar según estado físico y distancia: una de estas opciones es ir al Cerro Negro y Monje, un recorrido total de más o menos 10 km, una caminata exigente, para jóvenes o adultos con buen estado físico ya que se necesita de un día entero para disfrutarla. Se puede volver por el camino de ascenso u optar por descender por el arroyo Coa Co y Pampa de los Álamos. Otra opción es ir al otro lado del pueblo hasta Península Grande hasta llegar a lagunas Las Mellizas, un lugar con zonas casi vírgenes que se llega trepando por una pendiente importante dentro de un bosque de cipreses y radales. Allí podremos admirar pinturas rupestres hechas por los tehuelche, que datan de unos 600 años atrás.


Dentro del poblado, el recorrido de la costanera se extiende a ambos lados del muelle principal, frente al centro cívico y junto a la ruta de ingreso a la localidad. A ras de suelo, ofrece la posibilidad de admirar el entorno único de esta población coqueta y dotada de naturaleza casi virgen.

 

También en sus playas, se puede disfrutar de la pesca deportiva, deportes náuticos, o de actividades al aire libre, en sus costas son ideales para el descanso y el reláx, admirando los paisajes y senderos que bordean el lago Traful.





Ubicación

Mapa de Ubicación